Ruiseñor Negro Moribundo
Si mi deseo fuese pedir la eternidad no podría vivir sin ti y si lo fueras todo para mí dejaría de ser yo. Entonces, cuando tus besos no me hagan llorar, ese día te amaré.
Menu

6 abril, 2016

Las entrañas revueltas de tiempos pasados y que tras un espejo únicamente vi miserias y no era mi reflejo, era sólo un producto de circunstancias, llenas de una empatía falsa y una caridad misericordiosa y farisea; producto de esa circunstancias.
Bésame llorona aunque sea a destiempo,
bésame para olvidar mi desdén que hoy nombro,
bésame para decir un adios y reencontrarme con mi ser.
La nostalgia haré que no me haga débil,
que la envidia solo pasó de largo y no quise oír,
que el odio no me prive de tu beso… que será para cerrar heridas mas no te culparé de soberbia porque solo busco la unión de un fin.

Categorias: ruiseñor negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *