Ruiseñor Negro Moribundo
Si mi deseo fuese pedir la eternidad no podría vivir sin ti y si lo fueras todo para mí dejaría de ser yo. Entonces, cuando tus besos no me hagan llorar, ese día te amaré.
Menu

3 julio, 2017

Adiós mi suspiro de esperanza,

no me desafíes ni quieras,

¡olvida! que yo también me iré

Una caricia a mi corazón y creí de tu vida

un sueño: ofrecí mi alma a ti

Tus ojos ya no brillan como ayer,

ves a través del silbido del pasado; mi enemigo y de ese mismo

que me guié y cegó

Olvido te pido, mi suspiro de esperanza,

por ese día que fuimos eternos y hoy perdemos nuestra inmortalidad.

Indeleble mi pretérito que traiciona mi fortuna

el mañana espero con paciencia; mi virtud,

suspiro de esperanza, a mi ruina con agradecimiento.

Categorias: ruiseñor negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *