Ruiseñor Negro Moribundo
Si mi deseo fuese pedir la eternidad no podría vivir sin ti y si lo fueras todo para mí dejaría de ser yo. Entonces, cuando tus besos no me hagan llorar, ese día te amaré.
Menu

21 diciembre, 2017

El gato murió por la curiosidad y de sus siete vidas todo era una mentira
Mata gatos te gritan los curiosos y las forasteras
De aquel día solo recuerdo que estaba rodeado de curiosidad y forasteras y
de que tus ojos ya no eran tuyos.
Siete vidas tengo pero solo a una le debo respeto
Como a ti, también me asusto al mirar al espejo, y
de ese reflejo que ves no es más que tu propia miseria
Y que del delito, ya en destiempo, has de comprobar…
solo ha sido saber de ése tú pesar.

Categorias: ruiseñor negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *