Ruiseñor Negro Moribundo
Si mi deseo fuese pedir la eternidad no podría vivir sin ti y si lo fueras todo para mí dejararía de ser yo. Entonces, cuando tus besos no me hagan llorar, ese día te amaré.
Menu

4 febrero, 2018

Una vida y un drama, abierto en canal, sí, es tragedia y ¿por qué no?
¿A caso somos diferentes?
Rechazas tu razón, tu mentira que duró tan poco, agonizaste por ello,
que mal te hizo forzar tu vida.
Querer recuperar el tiempo, imposible ese deseo.
No amas, no sientes, no, no… ¿conoces tu alma?
¿Has oído alguna vez tu corazón? ¿sabes quién eres de verdad?
Uno, dos, tres… ¿qué toca ahora? …cuatro, cinco.
¿Sabes por qué estás aquí? ¿crees en el destino?
¿Todo pasa por algo? Creer en todo eso… ¿puede solucionar tu vida, tu pesar y desgracia?
¡Para loco! o ¿loca?
¿Quién eres?
¡Salta! Hoy es tu día.
-Era un sueño difícil de creer, ahora hablo del amor. No me lo merezco.
-te dice tu conciencia.
Esperaré a la muerte, puede que hasta ella me niegue de nuevo.
¿Quién soy? ¿a quién pertenecemos? ¿hacia dónde nos dirigimos?
Nada, vamos de paso, solo quedaré en el recuerdo de alguien…
Adiós mi amado… a mi amada.

Categorias: ruiseñor negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *