Ruiseñor Negro Moribundo
Si mi deseo fuese pedir la eternidad no podría vivir sin ti y si lo fueras todo para mí dejararía de ser yo. Entonces, cuando tus besos no me hagan llorar, ese día te amaré.
Menu

8 junio, 2018

Al tiempo agradecer de su experiencia de la cual resulta difícil de aprender.

El amor ciega al amante,

ojos que brillan y una sonrisa inmortal pero de su corazón no es mi intención de hablar;

impresiona su hermosura pero queda perdido por alguna razón desconocida.

No hay necesidad de impresionar tanto, tu presencia ya es impresionante.

La insatisfacción de un sueño físico, nunca se lo creyó; ser feliz no cuaja.

La mentira mejor disfrazada e ilusiones que se borran sin lágrimas.

Empezó un juego donde competir y de quién lleva la bola ahora.

La desconfianza que solo el ser humano sabe construir.

La mejor guarida donde ocultarse es la soledad. Le llaman también compañía.

Hacer culpable a la culpa.

La víctima que no ve su reflejo en un espejo ni ve su tiranía.

El hasta luego que nunca se entendió.

Vencer otra oportunidad que no llega a nada.

Oyes tu corazón hueco, nunca se llenó, bueno sí, de un falso sentir y mentir de nuevo a tu alma.

Un adiós es para siempre y lo único que puedo mendigar a esta vida es mi propia muerte.

Categorias: ruiseñor negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *